A los 40 es cuando empieza la vida

No cabe duda de que estamos transitando por una fuerte revolución, que marcará un antes y un después en la historia de la humanidad; así como lo fue en su momento la revolución industrial.

La diferencia es que ahora tenemos los medios para difundirlo de forma tal que todo esto quedará grabado en el disco duro de todos nuestros dispositivos, y nuestros nietos podrán ver el paso a paso de como se desarrolló todo este proceso.

Ya no sólo es la vorágine digital por la que estamos atravesando, es un conjunto de muchas otras cosas. Entre esas el cambio de mentalidad en cuanto a los paradigmas de juventud y de la prolongación de capacidades físicas y mentales; es evidente que, nosotros los adultos de ahora, no somos los mismos adultos que tuvimos en nuestra infancia.

Estamos ante una nueva generación de adultos, una generación que vive, piensa y actúa de otra manera.

Probablemente una generación como pocas, que ha sido testigo de cambios muy drásticos en muy poco tiempo, sin tener el mínimo espacio de reacción para digerirlo todo porque va a la velocidad de la luz, pero que aún así, con una naturalidad perfecta para asumir todo esto, como sí de alguna manera ya estuviéramos preparados para experimentarlo.

Definitivamente la naturaleza es sabia.

Llegar a los 40 años de vida, a día de hoy, además de ser un regalo de por sí, te abre la puerta a un campo visual más amplio, y cada vez más sereno; ya no están muchos de esos antigüos fantasmas, pues ya les has ganado la batalla, también empiezas a ver con claridad lo que antes se veía borroso.

Los 40 es el comienzo de una especie de época de reposo, ya no hay esa búsqueda desbordada y ese frenesí enloquecedor de la juventud.

Pero sobre todo, a los 40 ya sabes que es lo que no quieres para tu vida y ya eres consciente de lo que quieres que permanezca.

Hemos avanzado es muchos aspectos, pero también retrocedido por una sed de civilización equivocada.

Hemos parido la inmediatez y nos hemos vuelto a adictos a ella.

Una persona de 40 años de los de hoy, está en las condiciones perfectas para desempeñarse como profesional, para continuar y para COMENZAR; pues ese duro mito de menospreciar a un “cuarentón “o una “cuarentona” solo por su edad, empieza a ser obsoleto.

El ser humano está cambiando, y estamos siento testigos de ese cambio y debemos aprender a asimilarlo y a integrarlo en nuestra sociedad como una consecuencia misma de nuestros propios actos y de nuestra evolución como raza.

Es curioso pero, estamos volviendo al origen, a la Teoría de Darwin, te adaptas ó desapareces.

Y tú, ¿Quieres adaptarte o desaparecer?

Escrito por Erika Zárate Coach Emocional, madre de 3 hijas, especialista en limpiar mocos y preparar espaguetis a la boloñesa en 20 minutos y me quedan de muerte.

Si quieres y te apetece que conversemos, te escucho.

WhatsApp 0034 620 47 34 82 (España)

Email: hablemos@erikazarate.com

Photo Edit: JanetandPhil h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *