¡Arriésgate a experimentar! 

 

Últimamente hay una sensación de exceso de positivismo, pasión, motivación incluso de felicidad, emociones que si por algún motivo ahora no experimentas no estás en la onda; pero lo que la gente no se ha puesto a pensar, es que todo esto hace parte de un proceso.

En un sociedad tan reprimida como en la que hemos vivido y aún vivimos, todas estas palabras que tienen un aire de libertad, no son una moda, han llegado para quedarse y para que las personas la pongan en práctica y que incluso la implementen como un estilo de vida.

Pero claro, cuando algo llega con tanta fuerza y se pone de moda, puede ser hasta molesto y no tardan en manifestarse aquellos que con sus razones se oponen a tal dictadura y es totalmente válido, cada uno hace y piensa como le parece.

Ya no sólo es la onda, si no el pensamiento con el que vienen rompiendo las nuevas generaciones, pensamientos que por cierto no tiene nada que ver con el de nuestros abuelos.

Sin embargo, si profundizamos en este comportamiento, podremos ver que es solo la consecuencia de no haber experimentado este tipo de emociones a lo largo de la historia de la humanidad; pues estamos en una época como cuando un niño esta estrenando juguete.

Y claro es incomodo cuando ves a gente experimentando y expresando estas emociones como mejor puede hacerlo porque nunca se lo enseñaron; puesto que su cabeza estaba llena de  frases como:

Cállate.

No puedes.

No opines.

Para lograr algo hay que sufrir.

La felicidad es solo para los ricos.

Etc…

Una muestra gráfica de que estamos en una fuerte transición a nivel emocional, son las fotos.

Nuestros antepasados tenían tan asimilado esto que ni siquiera sonreían en las fotos y si analizas con detenimiento las fotos antiguas, las poses eran rígidas, en su mayoría en entornos tristes, no se podía ni parpadear.

Esto sólo es un abrebocas de lo que estamos experimentando como sociedad, pues hasta ahora estamos aperturando nuestro corazón y es más que natural que estemos eufóricos, entusiasmados, permitiéndonos emociones nuevas y que aparte aportan sensaciones corporales saludables, ya que frases como:

Tu puedes.

Atrévete.

Comenta. 

Para lograr algo hay que ser constante.

Sé feliz.

Etc..

Sólo te permitirán conocer este tipo de emociones desde tu propia experiencia, ya que conocerás tus límites y lo que la gente no sabe es que vendrá un momento de asentamiento en el que estaremos tan cansados de este nuevo juguete que todo se regulará y comprenderemos que en la vida todo es equilibrio y que tan importante es la tristeza como la felicidad, el miedo y las herramientas para gestionarlo y que todo este “apasionamiento” por ser feliz te llevará a sacar tus propias conclusiones y eso sólo será posible si te arriesgas a vivir! 

¡Claro que si!  ¡Buen día! 🙂

Photo Credit: ablaeninternet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *