Blog

Cómo aprender a perdonarte

abrazoSi, hay algo más importante que aprender matemáticas, definitivamente es aprender a perdonarte. De hecho son ese tipo de cosas que nunca te las enseñan en el colegio, ni en ningún lado, porque hemos vivido en una sociedad que por el contrario nos ha enseñado a sentirnos culpables por todo.. hasta por disfrutar de la vida.

Cuando aprendí a quitarme mis culpabilidades de encima y a experimentar esa sensación de libertad, me sentí en la obligación de compartirlo con el mundo entero, porque fue ahí cuando comprendí que la vida es para disfrutarla, tanto con sus cosas buenas como malas y fue cuando aprendí a vivir y concluí que mis sentimientos de culpa sólo me generaban ansiedad y pre-ocupaciones.

Comprendí que hace parte de nuestra evolución como especie, y que cada proceso personal es respetable, que es algo que lleva su tiempo, pero que se puede hacer y que está sucediendo ahora porque las personas están aprendiendo más a disfrutar de su vida y por ende a perdonarse.

Claro, pero es que acaso ¿Perdonarse a uno mismo, aporta algo?

La respuesta es : SI, y aporta mucho.

No es lo mismo una persona que se machaca constantemente por aquello que hizo en el pasado por allá hace 15 años; a una persona que en su momento comprendió que “eso que sucedió” hacia parte de su aprendizaje, de su evolución y decidió pasar página y seguir adelante, porque la vida continua y vendrán mas experiencias y es importante aprender a gestionarlas para no quedarte estancada.

Pues bien, vamos al grano, PERDONARTE es muy fácil y rápido:

  1. Detente un momento y recuerda aquella situación, en calma.
  2. Ahora acéptala, diciendo: Acepto “tal cosa”..
  3. Agradece “esa situación” diciendo: Agradezco “tal cosa”.. y comprendo que eso hace parte de mi aprendizaje.
  4. Y lo más importante, repite: “ME PERDONO POR” …

Ejemplo:

Porque no era la forma correcta de hablar..

Porque no debí haber gritado..

Porque le ofendí y no era mi intención..

Etc..

5. Si te apetece y sientes que ademas debes pedir disculpas a la otra persona, para quedarte más tranquila, hazlo, PEDIR PERDON, es mágico.

Notarás como te quitas un peso de encima, te sentirás más liviana y comprenderás que no eres perfecta, que la vida es puro aprendizaje y que no merece la pena cargar con culpabilidades del pasado 😉

¿Qué esperas para sentirte más liviana y mejor contigo misma?

Photo Credit: Rubén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *