Blog

Con 38 años no me sé las tablas de multiplicar y no ha pasado nada

CalculadoraCuando estaba en el colegio la verdad es que fue toda una odisea aprenderme las tablas de multiplicar, aún recuerdo a mi padre tardes enteras haciéndome repetir una y otra vez cada tabla y ni con eso hubo forma humana de que me las aprendiera, teniendo en cuenta que mi padre no se destacaba por su paciencia para enseñar, ya te podrás imaginar… tensión, lagrimas y gritos, conclusión: todo un trauma para mi.

Ahora bien, nunca fui, ni soy buena para las matemáticas y tengo muy claro que tampoco es algo que me trasnoche, la verdad no está dentro de mis planes ser buena con las matemáticas, vamos que no es precisamente un sueño que tenga por cumplir. Lo malo de este asunto no es mi punto de vista, (al que por cierto me ha costó mucho llegar) lo malo, es que me pase toda mi infancia, y toda mi adolescencia, incluso en los primeros semestres de la universidad pensando que era bruta, y que no servia para nada y que la inteligencia era algo inalcanzable para mí.

Cual fue mi sorpresa, cuando empecé a comprender por muchas experiencias vividas y después de investigar mucho los temas que a mi realmente me llenaban y me apasionaban, que el problema definitivamente no era yo, sino el sistema educativo en el que había crecido, que por cierto es el mismo que lamentablemente aún continúa y digo lamentablemente, por que es un sistema basado en reforzar la parte lógica sin tener en cuenta la parte emocional.

También es cierto que hay cosas que están cambiando y que ahora hay más opciones para educar y nuevas metodologías que están tomando esta parte emocional como pilar del desarrollo humano… ¡Ya era hora! de comprender que todos tenemos un ritmo de aprendizaje diferente.

Con lo cual, empeñarte en que tu hij@ se aprenda las tablas de multiplicar a los 7 años por obligación, y someter a la criatura a la presión que esto implica, sólo porque que tiene que cumplir para poder aprobar  para el siguiente año, es ir contra del ritmo de aprendizaje de tu hij@. Por eso me pareció súper importante compartir esta experiencia personal contigo y que de hecho no permití que sucediera con mis pequeñas, con ellas lo he hecho de manera tal, que disfrutaran de este aprendizaje.

Definitivamente a mis 38 años lo mío ya no tiene solución, aunque en realidad no es un problema… ¡porque SÍ para eso está la calculadora!….Y te aseguro que no saber las tablas de multiplicar no ha sido, ni será un impedimento en absoluto para desempeñarme con éxito profesionalmente.

Ahora bien, comprendo que haya que hacerlo cuando no hay más alternativa en este sistema educativo, porque este lo demanda; por esta razón te daré una recomendaciones que me funcionaron y que posiblemente hagan de esta etapa de tu hij@ sea algo mas motivante y menos traumática:

  1. Recuerda enseñarle a comprender de donde viene la multiplicación, a veces nos empeñamos en que se las aprendan de memoria y olvidamos el “como” es que se llega a ese resultado.
  2. Una vez ha comprendido el concepto, enséñale las tablas de multiplicar jugando, en youtube y en internet en general, hay un montón de formas de aprendizaje.
  3. Dale tiempo para que se las aprenda, no pretendas que en una semana ya se las sepa todas, esto solo generará ansiedad y estrés, es decir; que sea un aprendizaje paulatino.
  4. Planifica: Por ejemplo una tabla de multiplicar por semana, será menos pesado e ira aprendiendo sin prisa pero sin pausa.

Y lo más importante: Ten paciencia, recuerda que tu hij@ no será más inteligente por saberse las tablas de multiplicar a los 7 años.

Photo Credit: Pablo

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *