Blog

De mujer a mujer

mujeresUltimamente ando con las hormonas alborotadas por mi embarazo y eso hace que influya hasta en mis pensamientos y en la forma de ver la vida; haciendo que mis prioridades a día de hoy sean otras por obvias razones. Razones que, me atrevería decir, son las que realmente me deberían importar siempre, pero todos estos sentimientos tienden a desaparecer cuando todo mi organismo vuelve a su “normalidad”.

Por eso de alguna manera quiero dejar plasmado mucho de lo pienso ahora, (que tengo las hormonas así) en este estado tan especial de mi vida, que por naturaleza sólo puede experimentar una mujer, pues hay muchas cosas que cambian para mejor y son muy fáciles de detectar como por ejemplo, la tolerancia, la humildad, la aceptación y la velocidad.

En mi estado normal siempre me ha sorprendido y he admirado el poder y el carácter que tenemos las mujeres, tanto para lo bueno como para lo malo, si para lo malo; porque cuando una mujer se propone emitir cualquier tipo de emociones negativas hacia otra, es tan fuerte, que no  es consciente de que se esta destruyendo a si misma, y ese comportamiento nos está limitando como especie.

Una mujer tiene un papel muy importante dentro de la parte emocional en la sociedad, somos la preciosa flor que brota en medio de un cactus, y estamos aquí para suavizar esas espinas, pero muchas aún no se han dado cuenta.. pero estamos en el camino.

Digo esto porque al estar como estoy, con mis hormonas alborotadas posiblemente estoy más sensible, más vulnerable y más observadora. Es curioso, pero al estar embarazada, se ve que despierto sentimientos de ternura en las demás y muchas mujeres desconocidas se solidarizan conmigo en la calle en mi estado, me sonríen, me hablan con facilidad y veo en ellas el reflejo de lo que realmente somos, AMOR.

Por esto, cuando veo que somos duras con los juicios que emitimos hacías otras mujeres y que no hay un poco de tolerancia, cooperación, benevolencia entre nosotras mismas, la verdad se me parte el corazón.

Es entonces cuando digo, como unos seres tan bonitos, tan llenos de luz, de gracia, de ternura y sensibilidad como somos nosotras las mujeres, hemos llegado a este punto y sobre todo..

 ¿Para que nos has servido? Para nada. Para autodestruirnos emocionalmente.

En fin, creo que es el momento de que analicemos nuestro comportamiento y nuestros juicios hacia otras mujeres y nos detengamos a pensar que ellas al igual que nosotras tienen sus propias luchas diarias, que todas somos el reflejo unas de otras, que todo sería mejor si nos echamos una mano, si nos sonreímos y apoyamos unas a otras, y si nos empezamos a mirar con respeto, porque he aprendido que cuando juzgo a otra mujer me estoy juzgando a mi misma.

Entonces, de mujer a mujer …¿Cómo es tu relación con otras mujeres?

¡Feliz día Guapas y Guapos!

Photo Credit: Claudio Cap

Comparte en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *