Blog

Deja que tu hijo se equivoque

16185149128_a4db78e711_zLa equivocación es algo a lo que la mayoría de las personas ha aprendido a tenerle miedo, yo diría que mas bien pavor. Hemos creado una sociedad que no tiene la más mínima piedad ante los errores y los hemos convertido en algo prácticamente imperdonable. En un pecado mortal.

Hay quienes van alardeando de una vida llena de felicidad y hedonismo, de cuerpos esculturales, de madres y padres perfectos, de profesionales bien estructurados y con mínimo 3 idiomas que no dan cabida a los defectos más naturales y humanos, ni a los malos momentos, ni a las tristezas, y mucho menos a la importancia de experimentar los fracasos.

Y lo más triste es que mientras todo esto sucede,  ese mismo comportamiento se va cultivando en los más pequeños, sin permitirles equivocarse, porque no hay tiempo, porque tenemos prisa y porque “el día de mañana” en el mundo de lo irreal y de la perfección no le permitirán que se equivoque. Y la realidad es que para hacer de ellos personas mas seguras y con confianza en sí mismas, es fundamental la equivocación, el ensayo y error es eso que les dará mas autonomía.

Y es que equivocarse es tan natural, que lo hemos olvidado. De hecho cometemos errores todos los días, estamos hechos de eso, de imperfecciones; y no hay nada más sensato que mostrarse así tal y como se es. De ahí que exista el perdón; ese que usas cuando metes la pata y que te hace una persona más tolerante, pues para tu información la tolerancia es la raíz de las relaciones personales más importantes de tu vida y es lo que hace que estas se mantengan a flote.

Como comprenderás entonces es de suma importancia que a partir de este momento analices, cuan tolerantes eres con tus hijos, y en vez de presionar con cara de enfado a que hagan todo rápido y perfecto, te sugiero que utilices un:

Tranquilo si te equivocas, no pasa nada, lo volveremos a intentar…

Probablemente logres que tu hijo se relaje, haga las cosas a su ritmo y las aprenda sin ningún tipo de presiones y el día de mañana tolere más los errores de los demás, sencillamente porque un día aprendió a tolerar los suyos primero y eso sí que lo hará una persona más humana en medio de un mundo perfecto e irreal.

Bonit@ que tengas un buen día 😉

Photo Credit: Chris & Karen Highland 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *