Blog

Dos bogotanas disfrutando del mediterráneo

11281701_10152932151145808_1355029721_nMuchas veces se pasa la vida y no nos damos cuenta. Eso me pasó hace unos días cuando vino mi amiga de la universidad a visitarme a la ciudad donde ahora vivo hace 10 años, Alicante. Teniendo en cuenta que ella vive en Londres y que no nos veíamos hace unos 15 años mas o menos, si no es por la suma de los años, juraría que fue ayer.

Fue como si el tiempo se hubiera detenido y volviéramos a estar en huecos de clase entre finanzas y contabilidad, con nuestras conversaciones infinitas, escuchando y cantando canciones mientras íbamos en el carro por las calles de Bogotá, y bailando al ritmo de nuestras eternas tardes en la calle 51.

Y es que cuando la vida pasa tan rápido y te da la oportunidad de mirar hacia atrás y ver todo lo que has recorrido, observas que hoy nuestras vidas han cambiado por completo, porque esa fue nuestra decisión. Y es que estos momentos suelen ser un precioso regalo de la vida, para mirarte en el reflejo de los ojos de tu amiga, detener el tiempo, recordar y contemplar.

Es entonces cuando sin desperdiciar ni un sólo segundo de esta nueva oportunidad nos pusimos a la tarea de ¡vivir, pasear y disfrutar de la ciudad!..a orillas de un precioso mediterráneo como cómplice de nuestras nuevas experiencias que un día con seguridad nos sentaremos a recordar con nostalgia porque la vida pasa y no se detiene.

No se cuanto tiempo volverá a pasar para nuestro próximo encuentro pero hay una cosa que está clara y es que he disfrutado un montón de tu compañía, ¡mi amiga!

¡GRACIAS por tu presencia, GRACIAS por tu amistad, por traer en ti ese pedacito bogotano que guardo en lo más profundo de mi corazón!

Recuerda, no es un adiós.. es un ¡hasta pronto!

Comparte en Redes Sociales

4 Comments

  1. Erika

    Erika!, tocalla Mia, q Rico saber q aun con toda ESA distancia, gente q conociste puede pasar tiempo en tu vida, compartir momentous Como este nos eleva el espiritud!:)
    Persona mi ortografia, automatic English corrector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *