Blog

He aprendido más de mis fracasos que de mis aciertos

Es sorprendente la capacidad que tiene el ser humano para obviar las situaciones más naturales de la vida como son los mal llamados fracasos, que en cualquier caso no son otra cosa que aprendizaje puro y es en realidad como a mi particularmente me gusta llamarlos.

Bueno, en mi caso personal este post se quedaría bastante corto para contarlos todos, y la lista sería interminable ya que se remontan a un tiempo muy lejano. Desde cuando empecé a conquistar mis más profundas emociones para autodescubrirme hasta los mas simples errores que he cometido con la mala planificación y desarrollo de proyectos que nunca tuvieron buen final y si es que alguna vez lo tuvieron.

Creo que desnudar mi alma es el mejor regalo que te puedo dar en medio de un mundo en el que la mayoría de personas sólo regala espejismos porque probablemente la percepción que tengas de mi solamente sea esa en la que todo se ve fácil y bonito, pero de lo que te quiero hablar (o más bien escribir) es de la otra parte que es supremamente importante y está llena de errores cometidos. Y son precisamente de mis errores, de los que más he aprendido y gracias a ellos me he fortalecido.

De hecho el autodescubrimiento ha sido la experiencia más reveladora a lo largo de mi vida, pues no hay una sola situación que no haya estado ligada a una emoción en donde de una forma u otra forma el resultado de dicha experiencia me haya llevado a la conclusión de que algún aprendizaje me ha dejado en lo más profundo de mi ser.

Y es que de mis aciertos, sólo tengo buenos sabores de boca, la certeza de que han nutrido mi ego y han enaltecido mis más sencillos dones. Pero de en cambio de mis errores te puedo decir tantas cosas, pero te lo resumiré en estas sencillas frases…

La confianza en ti mismo es el pilar donde reposan el amor propio y el autoconocimiento.

La gestión de tus miedos es directamente proporcional a la destreza que debes tener para detectarlos.

Los miedos son sólo bloqueos mentales.

Sin lugar a dudas la constancia vence lo que la dicha no alcanza.

Tener el habito de hacer cosas simples hace que se conviertan en cosas extraordinarias.

La forma en que tu haces las cosas es lo que te hace auténtico.

Hay que hablar menos y escuchar más.

Cuando tengas ganas de tirar la toalla simplemente continua.

Atreverse es algo tan simple como comenzar.

¡Así es de que no esperes más para comenzar y hazlo ya!

¡Que tengas un buen día!.

 

 

Comparte en Redes Sociales

¿Quieres Aumentar tu Autoestima?

Suscríbete y Descarga GRATIS "La Leña de UNA"

¡Gracias, te has suscrito correctamente! Revisa tu Email...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *