Blog

Como influyen los mandalas en la educación

Una de las cosas más usuales es que te verás a muchos profesores de clase haciendo que los niños coloreen mandalas porque saben bien que eso les relaja y su efecto es inmediato, de hecho, si eres profesor o profesora y quieres que los niños se tranquilicen no hay nada mejor que poner colores y mandalas encima de sus mesas y harás magia con ellos.

¿Por qué los niños se quedan tan tranquilos cuando colorean mandalas?

Porque es de las pocas veces en las que no se les impone nada, ni tienen que estar atentos prestando atención a un determinado tema que deben memorizar; de hecho es un momento en el que el niño se siente un poco más libre para expresar todo aquello que siente a través del color.

Y como pocas veces en clase se deja que los niños exterioricen sus emociones, pues coloreando mandalas es probablemente donde se sienten con libertad de expresar su propia creatividad y la oportunidad de enfrentarse a ser ellos mismos a través del color.

Cuando el niño tiene la libertad para escoger sus colores favoritos y plasmarlos en un papel de forma natural y espontánea, el niño recobra la seguridad y la confianza en si mismo de ahí que les resulte una actividad tan atractiva y se queden quietos simplemente coloreando, porque de una forma muy sutil están conectando con su ser centro.

En definitiva, si eres profesor y quieres que a tu clase retorne la paz y la tranquilidad, es muy recomendable que por lo menos una vez por semana los niños coloreen mandalas; ya que  los mandalas influyen de manera positiva en el desarrollo integral de los niños debido a los beneficios que esta actividad contiene:

Desarrollan la creatividad.

Les devuelve la calma.

Aumentan la autoestima.

Entrenan la memoria.

Despiertan sus sentidos.

Regulan el sueño.

Fortalecen la capacidad de concentración.

Es muy importante que no impongas la forma en como deben colorearlo, ni tampoco debes sugerir a los niños que colores deben usar; en esta actividad en concreto el papel de profesor es la de no interferir ni en la forma ni en el como colorearlo. Esta es una forma muy bonita de trabajar el respeto hacia ellos, ya que de esta manera te verán como un guía, un compañero, dejando que ellos desbloqueen sus propias emociones y así puedan encontrar su propio camino.

¡Anímate a colorear mandalas en tu clase! y  ¡Que tengas un buen día! 😉

Comparte en Redes Sociales

¿Quieres Aumentar tu Autoestima?

Suscríbete y Descarga GRATIS "La Leña de UNA"

¡Gracias, te has suscrito correctamente! Revisa tu Email...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *