Blog

Lo que me han enseñado mis hijas

MishijasParece irónico que seres tan pequeños e inexperimentados ten enseñen tantas cosas, pues siempre ha existido la creencia de que el adulto es el que posee la experiencia y el conocimiento, porque se ha coartado la pureza y la fluidez de los niños, pero la verdad es que creo que he aprendido más de mis hijas, que en el colegio.

También debo admitir que ha sido gracias a la filosofía de vida que llevo, que de cierta manera ha permitido que ha medida que han ido creciendo, sean ellas mismas; con sus aciertos y con sus equivocaciones, las que guían mi camino, porque un día descubrí que cuando las dejaba SER me enseñaban y mucho.

No hablo de matemáticas, de física o de geografía, hablo de cosas mucho más importantes en la vida, como por ejemplo la seguridad en mi misma, la constancia, la paciencia, la autoconfianza entre muchas otras.

No me alcanzaría un post para contarte porque específicamente me han enseñado estos valores, porque cada una de esas experiencias en sí misma fue una larga historia que llevaba a cuestas y que tuvieron un final feliz; la materialización en cuerpo y alma de dos seres que llegaron a mi vida a transformar mi forma de percibir el mundo y la forma de percibirme a mi misma.

Lo que si te puedo contar es como dejar que tus hij@s se conviertan en tus maestr@s de vida:

  1. Deja que se equivoquen.
  2. Juega con tus hij@s.
  3. Responde a sus preguntas.
  4. Escuchal@s con atención.
  5. Cuéntale anécdotas de cuando eras pequeña.
  6. Respeta su personalidad y sus decisiones. (aunque no sean las correctas)
  7. Se vulnerable, deja ver tus defectos, se darán cuenta de que tu también te equivocas, que eres humana.

Y lo más importante déjal@s SER, por que sólo así descubrirán quienes son, les dará más autoestima y seguridad, y ..¡disfruta de esa dulce inocencia que se esfumará con rapidez y que está llena de sabiduría!

Entonces, ¿Cuando dejaras que tus hij@s te comiencen a enseñar?

Photo Credit: Ruben Juan Mateo

Comparte en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *