No es inteligencia, es valentía.


Hay conceptos que en los últimos años han cambiado del cielo a la tierra y la inteligencia es uno de ellos; ahora ya empezamos a comprender que ser una persona inteligente no es aquella que se defiende mejor con la física, química y las benditas matemáticas; por el contrario es aquella persona que gestiona de la mejor manera posible sus emociones.

Gracias al descubrimiento de teorías como la inteligencia emocional; hemos ido comprendiendo que ser rápido en desarrollar formulas matemáticas no es más importante que hablar en público, ser asertivo y creativo. Y aunque aún queda mucho camino por aprender en este sentido pero sobre todo por aplicar, es muy importante que desde ya, se diferencien ciertos conceptos que empezamos a confundir.

Para ser más exacta me refiero al hecho de que una persona no es más inteligente emocionalmente porque se desenvuelve bien hablando en publico o porque aprendió hablar ingles con facilidad.

Me refiero a la valentía que tuvo de atreverse a dar el paso por primera vez, lanzarse a la acción y para eso no se necesita ser inteligente, sino atrevido.

La inteligencia y la valentía son dos conceptos bien diferentes, pero muy conectados entre sí; es la mezcla perfecta para demostrar la confianza que se tiene en sí mismo. Cuando doy clase en el instituto hay muchos adolescentes que supuestamente son muy “inteligentes” pero que no se atreven a hablar en publico, es más son muy tímidos, son más bien observadores y muy rígidos.

Por el contrario te ves a los más “revoltosos” que no se amedrentan ante nada y se atreven a pasar adelante y lo hacen como pueden, pero lo importante es que ¡lo hacen y se atreven!

Podría asegurar que estos chicos “atrevidos” se desenvolverán con mayor facilidad en un futuro para encontrar trabajo, para destacar y mostrar sus habilidades con una probabilidad muy alta, de que ni siquiera se sepan las tablas de multiplicar pero si sabrán cómo colocarse encima de una tablas mucho mas importantes, las de la vida, las de salir allí adelante y demostrar lo que se sabe, porque el futuro les pertenecerá a ellos a quienes se atrevan y sean valientes.

¡Que tengas un buen día! 😉 

Photo Credit: Ivan Dupont

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *