Nunca vas a encontrar el amor

 

Deja de buscar porque el amor no se encuentra, el amor se lleva adentro, se ofrece, se da, se regala, se reparte, se comparte, pero sobre todo se crea y se reinventa a cada segundo, en cada momento, con cada sonrisa, con cada buenos días y con un te quiero.

Deja de pensar que en esa cita a ciegas encontrarás ese relleno del vacío que llevas dentro, porque así no es, así solo encontrarás otro ser con los mismos vacíos que tú, porque las energías suelen vibrar a la misma frecuencia y sólo atraerás el reflejo de lo que tú necesitas.

Cuando hay dos pozos vacíos, sedientos de cualquier cosa, ni siquiera hay gotas que entregar. 

Y es que sin la exquisitez de una sustancia selecta, pura y sublime de esas que no solo te apetece que te sacie, sino que además quieras permanecer ebrio de saborearla y de disfrutarla por el resto de tu vida, es complicado pensar que no te quieras colmar de ella y es cuando permites que te ocupe entero llegando incluso a la adicción.

El problema es que muchas veces esa sustancia es tan exquisita que merece exclusividad y hay muchas personas que no están dispuestas a rellenarse de ella; pues requiere valentía y presencia porque el amor de verdad es, ni se crea, ni se destruye, sólo se transforma.

Y es que el amor es eso, es estar lleno de ti, conocerte, aceptarte tal y como eres con esos defectos que probablemente muchos ven, pero tu no; y que con los cuales vas por la vida buscando a otra persona que te los soporte, porque tú te consideras perfecto y los defectos de los demás esos si que no los vas a aceptar. ¿Irónico verdad?

Por eso, parte de ti para entrar en otra persona, mírate, analízate y detecta y acepta tus defectos, pero ten la valentía para empezar a cambiarlos.

Deja de buscar lo que llevas dentro desde que naciste, no hay nada en el universo que no haya sido creado desde el amor, tu eres amor, y para encontrarlo tienes que serlo y darlo, de otra manera sólo que encontrarás tus propios vacíos, porque el amor no se busca, el amor es.

Conviértete en amor, sé agradable, di cosas bonitas, halaga las cualidades de los demás, no te quejes tanto, sé amable, ayuda en algo a alguien, ten un gesto de educación por la calle con un desconocido, acepta tus errores, pide perdón, abraza más y discute menos, regala paz.

Atrévete a abrir tu corazón, ofrécete sin miedo y si te hieren, quédate con la tranquilidad de haberlo dado todo y que cuando alguien se acuerde de ti, te recuerde bien, entregado y amoroso. 

Da lo mejor de ti, siembra algo bonito y si no funciona, ten la certeza de que haz regalado un recuerdo bonito de ti y que grato será que después de lo vívido te recuerden así.

Porque la añoranza existe y cuando el tiempo pasa y miramos hacia atrás y vemos cuantas personas nos dieron lo mejor de sí y sentimos algo bonito eso es un regalo.

Así es de que trata de ser ese regalo para los demás y si ya no te recuerdan es porque se han dado cuenta de que estas lleno de ti, lleno de amor y han decidido embriagarse de ti y eso si que es bonito.

¡Que tengas un buen día!

Photo Credit: Jose Santos 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *