Blog

¡Viajar en familia, toda una aventura!

16229967_10154178608700808_1777031307_o

Si bien es cierto que viajar es toda una experiencia, ya se imaginarán lo que es viajar en familia..! Es toda una aventura 😉

Acabamos de llegar de atravesar el atlántico con toda la tropa y no me puedo quejar, las nenas se comportaron como unas campeonas, cambios de horarios, comidas, malestares y hasta constipados ¡pero aquí estamos!.. Completitos y retomando cada uno sus respectivas rutinas.

¿Por contar? Muuuuchas cosas.. Pero como todo, despacio mejor.

Así es de que terminaré de desempacar maletas y sobre las marcha les iré contando acerca del viaje, de las peculiaridades de Colombia y de los trucos que uso para hacer de esta experiencia algo maravilloso 😉

COMO ADELANTO: La foto fue tomada es el Desierto de la Tatacoa, en el Departamento del Huila – Colombia.

*El Desierto de la Tatacoa es la segunda zona árida más extensa de Colombia, es uno de los escenarios naturales más atractivos de Colombia que ocupa 330 kilómetros cuadrados de tierra de color ocre y gris con pincelazos del verde de los cactus. El Desierto de la Tatacoa tiene dos colores característicos: ocre en el sector del Cuzco y gris en la zona de Los Hoyos.

La Tatacoa o el Valle de las Tristezas, como la llamó en 1538 el conquistador Jiménez de Quesada, por los rastros de deterioro que notó en su territorio, no es justamente un desierto, sino un bosque seco tropical. Su nombre “Tatacoa” remitiéndose a las serpientes cascabel y no, como se podría pensar, a las culebras inofensivas de color negro. Como lo revelan los científicos, la Tatacoa durante el Período Terciario fue un jardín con miles de flores y árboles que poco a poco se ha ido secando para convertirse en un desierto.

*Fuente: Wikipedia

En mi opinión: Uno de mis sitios favoritos, mágico por naturaleza, especial a la vez y sagrado, un sitio para contemplar en silencio. Por su ubicación se pueden apreciar los más bellos anocheceres de cielos totalmente estrellados y con la facilidad de ver estrellas fugaces, con un observatorio donde puedes escuchar las charlas de los astrónomos y ver a través de telescopios a algunos planetas como marte y  saturno.

¡Así comenzamos el año, bienvenido el 2017!

Comparte en Redes Sociales

2 Comments

  1. Ricardo Altamar

    Hola Erika… que chevere que nos recuerdes los lindos paisajes de nuestra hermosa Colombia, ahora a retomar la rutina diaria. Tu segunda niña es verte a ti cuando eras pequeñita. Así te recuerdo en Tierra Linda. Saludos a Claudia. Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *