Blog

Prefiero que mis hijas aprendan a hablar en público que matemáticas

matesDesde hace un tiempo para acá, tengo unas tardes un poco singulares, ya que en muchas ocasiones se convierten en verdaderas maratones para hacer que mi pequeña Sofia de 10 años comprenda, memorice y resuelva alguna lección de matemáticas.

Es como si el tiempo se retrocediera y me viera reflejada en ella, en aquellos tiempos donde yo aun era una niña y mis tardes de colegio eran una eternidad porque eran iguales, las matemáticas me costaban, siempre me han costado y aún me cuestan.

Pero con el paso del tiempo, y ahora que soy una mujer adulta he comprendido muchas cosas y quiero compartirlas contigo, por ejemplo:

Que las matemáticas son importantes y útiles, pero no vitales.

Que la inteligencia va mucho más allá que ser buena para matemáticas.

Que soy una mujer inteligente, lo que pasa es que las matemáticas no son mi fuerte, y hubo un día en que comprendí y acepté esa parte de mi, y deje de sentirme menos que cualquier otra persona, que por el contrario si tuviera esa facilidad matemática.(Que por cierto son pocas).

Comprendí que estamos en un sistema educativo que se empeña en enseñar y memorizar cuestiones matemáticas, cuando la vida necesita el mismo empeño para educar en habilidades y valores humanos que si son vitales para el desarrollo laboral. Porque el día de mañana, no será el resultado de 7 x 8 o la raíz cuadra de 825, lo que resuelva tu situación, sino tus capacidades para afrontarla.

Por estas razones es que, por muy singulares que sean las tardes con mi pequeña, la apoyo, converso con ella y le digo:

“No te preocupes, mamá tampoco fue, ni es buena en matemáticas y eso no es malo”

“Que no seas buena para las “mates”, no significa que no seas buena para geografía, historia o para contar cuentos”.. ¡que por cierto se te da muy bien hija!

“Hay personas que son buenas para unas cosas y otras personas para otras cosas”

“Hija no tienes que ser buena en TODO”

“No eres ninguna tonta sino lo haces con rapidez y fluidez, hazlo a tu ritmo, las matemáticas llevan su tiempo”

Con este tipo de conversaciones, por muy estresantes que sean sus lecciones de matemáticas, ella ya sabe que cuenta conmigo, que además no la juzgaré y lo único que hacen es retornar la confianza y seguridad en ella misma.

¿ A qué esperas para decírselo a tu hij@?

Photo Credit: Aaron Escobar

5 Comments

    1. ErikaZarate

      Hola Eva!..
      ¡Me alegro!.. ¿Se siente muy bien verdad? Además su carita cambia y se relaja cuando se siente más acompañada y apoyada por uno. Gracias por tu confianza y aplicarlo 😉 Un saludo

  1. José

    Hace poco escribí un pequeño estudio aquí en Suiza… venia a decir que (este es mi original en francés):

    “85% de ton succès financier, est du à ta personalité et à ta manière de te communiquer, de négocier et de diriger.
    Étonnement seulement le 15% est du à t’es connaissances.”

    En castellano vendría a ser:
    “El 85% de tu éxito financiero, es gracias a tu personalidad y a la manera de comunicarte, de negociar y de tu liderazgo.
    Extrañamente, solo el 15% es debido a tus conocimientos.”

    Por lo que, puede con mucha probabilidad, que estés en una de las buenas direcciones

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *