Blog

8 cosas que te enseña la distancia 

15139404_10154006537980808_901173428_nAyer fue el 90 cumpleaños de mi tío abuelo Pedro y como es tradición en la familia no podía faltar una buena celebración entre globos, música, tarta, baile, abrazos y besos.

A ti mi viejo hermoso…

Gracias por tanto, por tu templanza, por tu ternura, 

por tu amor expresado en tus mas nobles actos. 

Gracias porque tu generación de hermanos que nos deja un legado muy grande lleno de solidaridad, de colaboración, de hermandad y de respeto.

Gracias por estar siempre ahí para nosotros, siempre dispuesto y siempre expectante, te quiero mi viejo y cuando te vea te voy abrazar como siempre lo he hecho desde niña con el mas puro amor, ese que tu mismo me has inculcado.

Gracias por celebrar tus 90 años en vida, porque la vida se celebra en vida, 

porque nos has recordado que la vida es para celebrarla ¡Si señor!

Bueno y como ya es costumbre mi lejanía se conforma con las fotos y videos que me mandan mis primos, pero eso no quiere decir que no duela, duele y mucho, estar lejos de los tuyos, de tu sangre; eso te afirma, te fortalece pero en muchas ocasiones también te desmorona.

Esta es otra de las muchas ocasiones especiales que me he perdido durante mi ausencia; me he perdido de cumpleaños, aniversarios, nacimientos, bautizos, comuniones, pero también me he perdido de dolorosas despedidas, de seres que nos han dejado.. en fin he perdido de todo lo que signifique compartir un momento con la familia. Pero para mi se han convertido en las pilas que necesito para recargarme, ver y tocar a los míos es una cuestión de vida, es mi necesidad y mi refugio mas preciado.

Y es que con el pasar de los años, te das cuenta de que la la distancia te enseña tantas cosas, como por ejemplo que:

Que la vida son los momentos que pasas con tu familia.

Que el abrazo de los tuyos, de tu sangre te conforta, te reaviva.

Que el contacto de los que amas se transforma en energía pura para continuar.

Que sus voces cercanas son como el canto de los pájaros al amanecer.

Que volver a compartir con los amigos de la infancia, es regresar a tu niñez.

Que puedes ser tu, porque todos ellos ya te conocen y te aceptan tal y como eres.

Que tus primos son esos hermanos que no tuviste, pero que están ahí, siempre atentos.

Y que la distancia fortalece sin lugar a dudas las relaciones más poderosas.

A toda mi familia, tanto materna como paterna, Gracias por existir. Los amo.

Comparte en Redes Sociales

6 Comments

  1. Rocío Vargas

    Amiga…no falto ni una coma ni una tilde para acertar con tus palabras, dia a día se siente más el amor por los nuestros en la tierrita que nos vio nacer.. Bs al tío Pedro.

  2. Tati

    Me siento tan identificada con lo que escribes y aún peor pues a mí me separaron de todo eso desde los 9 años!!! Lindas palabras y como ves estamos los que no pudimos hacer crecer aún más nuestras raíces y disfrutar de la bella familia que tenemos… pero los amo igual porque cada reencuentro es como si no existiera el tiempo ni la distancia… los amo a todos por siempre!!! Feliz cumpleaños para nuestro tío!!!

    1. ErikaZarate

      Mi tati bella!!.. Claro tu lo viviste aún más pronto… Si cada reencuentro es eso, sin tiempo, ni distancia.. Pero cuando miro a mi alrededor y tengo la fortuna de saber que ni siquiera la distancia nos ha separado es cuando me siento con la familia mas poderosa del mundo! Te quiero mi prima bella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *