Blog

Aprobar no es Aprender

examenComienza la época de exámenes justo cuando los pequeños empiezan a saborear las mieles del  buen tiempo, cuando dan ganas de jugar más en el parque, cuando los pantalones se cambian por pantalonetas, cuando los días son más largos, en fin.. cuando apetece ¡TODO!…

Aparecen los exámenes, esos papeles llenos de preguntas que obligan a sentarse en un escritorio a memorizar datos y más datos para luego vomitarlos en ese papel para aprobar y poder pasar al siguiente año (porque eso es lo que realmente importa) y además para que los orgullosos padres alardeen de buenas calificaciones y se crean ese cuento de:

 “Que inteligente eres hij@, lo has aprobado todo” .

Si, esta triste realidad la viven muchos niños y niñas a día de hoy, incluidas las mías claro, con la gran diferencia es que yo no le doy tanta importancia a sus notas ni mucho menos presiono, ni castigo a mi pequeñas para que sean la mejor de la clase, pues soy consciente de que eso no me garantizará que ellas en un futuro se conviertan en buenas profesionales, por el contrario lo que hago es ayudarlas a que comprendan los temarios y  que NO memoricen sino que asimilen el conocimiento como parte de su vida, y no para aprobar.

Claro, cada quien educa a sus hijos como le parece, yo no tengo la última verdad, pero si estoy convencida a través de mi experiencia y la de mis hijas que estamos metiendo la pata con la forma de transmitirles el conocimiento a los más pequeños, con eso que llamamos educación.

Los resultados saltan a la vista y para llegar a esta conclusión nada mas hay que preguntar a los más jóvenes por cultura general, geografía, ciencias y se quedarán cortitos en las respuestas, eso sin tener en cuenta los egresados de las universidades, niños jugando a ser grandes que memorizaron cuanto dato se les ocurrió en el cerebro, pero que a la hora de aplicarlo no saben como hacerlo.

Si, es muy típico eso de:

¿Y tú que estudiaste?

Estudié Administración de Empresas, pero los pones administrar una y no saben cómo hacerlo o lo que es peor llegan a las prácticas y no saben por donde empezar.

Lo que resume en general que algo está fallando con la educación, pero también es verdad que la educación está es una transición, que muchas cosas están cambiando.. ¡Ya era hora!

Hay mucha gente aplicando nuevas metodologías y creando nuevas formas de aprendizaje, tenemos todo el conocimiento en internet, ahora lo que hace falta es aplicarlo, porque el conocimiento se practica, no se vomita en un papel.

Así es de que ahora que llegan los exámenes sé más tolerante con las calificaciones, recuerda que tu hij@ es mucho mas que un 4, un 5, un 9 o un 10… te lo aseguro, tu hij@ es mucho más que eso.

Photo Credit: Antonio Martínez 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *