Blog

Educa a tus hijos en la simplicidad

458568663_9ba41afd46_z

No es un secreto para nadie que la tecnología nos tiene atontados y me incluyo porque mentiría si no me dejo seducir muchas veces por el móvil, ya sea para leer temas de mi interés, mirar las redes sociales o para leer mensajes por el whatsapp.

Pero la cuestión no es esa, uno puede disfrutar de las ventajas de la tecnología en su justa medida pues bien reza el dicho: “Todo en exceso es malo” y con razón; es que no se trata de NO hacer uso de las facilidades que nos brinda el desarrollo y la evolución, se trata de saberla usar.

Estamos en un momento crucial en cuanto a comunicación, ha llegado para cambiarnos la vida, en general para la humanidad ha sido como aquel niño que está estrenando juguete nuevo; pues estamos sumergidos tanto los adultos como los niños en este tren, que no es otra cosa que el descubrimiento y la novedad de tener todo cuanto queremos con inmediatez; ya sea mensajes personales, fotos de las personas que nos interesan, información, música etc.

Es entonces cuando empezamos a ver la tecnología como una necesidad y no como una herramienta y es ahí cuando perdemos el norte de la situación y olvidamos que no es imprescindible que un niño tenga todo tipo de aparatos para “jugar” cuando en realidad los más pequeños se divierten hasta con una caja de cartón, con la arena, con la plastilina, coloreando un dibujo y si lo hacen en compañía de sus padres ¡ya es un planazo!..

Y es que en estos tiempos de devoción al consumismo también pecamos en el exceso de juguetes, siempre pasa que cuando avasallas a un niño en una navidad con regalos de todos los tamaños y colores, al final de la noche termina jugando con las cajas de cartón y tan ¡feliz! y es que el mensaje es muy simple, como simple es su forma de jugar y de divertirse; les gusta disfrutar de las cosas sencillas de la vida y si es en compañía mejor.

Los niños disfrutan más de jugar a la pelota contigo, saltar encima de un charco, untarse de barro las manos, jugar con harina para hacer pan.. etc, cosas que se han olvidado pero que hay que rescatar y fomentar; eso sin contar los beneficios para su desarrollo, su creatividad y su percepción del mundo.

Así es de que ponte pilas y retoma las viejas costumbres y recuerda que menos es mas..

¡Que tengas un bonito día! 😉

Photo Credit:etringita

Comparte en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *